El Caucho un cultivo que protege el Ambiente y La Economía.


En el 1519 el español y conquistador Hernán Cortes, observa por primera vez un objeto elaborado por los indígenas, a través del líquido obtenido de las exudaciones del árbol de caucho. Lo particular del objeto del tamaño de la fruta del coco, es que saltaba cuando tocaba el suelo y era utilizado para jugar. Por esas características elásticas fue llevado a Europa como un objeto extraño, oriundo del nuevo mundo recién descubierto en esa época. Pasaron siglos sin que el producto del árbol de caucho tuviera utilización. Cristóbal Colón el descubridor del nuevo mundo, tenía conocimiento desde su segundo viaje, cuando recorría las antillas y se cree que llevó caucho a Europa procedente de Haití.

Debo decir que nuestro vecino Haití, tenía durante el siglo XVIII, las mejores y más productivas plantaciones de caucho, las cuales pertenecían a corporaciones francesas. Junto a otras explotaciones de diferentes cultivos que tenían franceses y nativos, Haití era considerado en esa época, como la colonia más productiva y progresista del Nuevo Mundo y con un gran potencial de desarrollo.

Inicio de la Siembra masiva del caucho
El caucho permaneció muchos años sin ninguna aplicación comercial, hasta que en el 1770 Edward Naime, mecánico de profesión, comprobó accidentalmente que la goma del caucho borraba la escritura hecha con lápiz. Transcurrieron unos 70 años después de la cualidad del caucho descubierta por Naime, para que el caucho tuviera la aplicación intensiva que tendría en la transportación. Goodyear también de manera accidental, descubrió que el caucho asociado con el calor y el azufre, producía lo que él denominó la vulcanización. Con la vulcanización se obtenía una goma más resistente y sin la pegajosidad que la caracterizaba. Justamente era lo que se necesitaba para crear varios artículos de buena calidad y durabilidad, entre ellos el más importante la goma, que de inmediato tuvo su aplicación intensiva, con la invención del vehículo de motor.

Existen varias especies de árboles con la característica de producir látex, de los cuales se pueden producir el caucho. Sin embargo, el que produce en mayor proporción y calidad, es uno perteneciente a la familia Euphorbiaceae conocido científicamente como Hebeas brasiliensis. Este árbol originario de las selvas de Brasil tienen una altura de 10-20 metros y está en condiciones de iniciarse el sangrado, es decir, la obtención de látex, desde los 6 años de edad en adelante. Por varios años Brasil mantuvo un monopolio en la producción del caucho, a través del árbol hebea brasiliensis, pero el contrabando de semillas y la existencia en el lejano oriente de países con condiciones muy favorables para el buen desarrollo y producción de éste árbol, muy pronto le quitó al Brasil la primacía en la producción. Mas tarde con el advenimiento de la producción sintética, con buena calidad y mejores precios y mas seguridad en la producción, las explotaciones de caucho natural se redujeron notablemente. Sin embargo muchos países orientales mantienen una alta productividad como por ejemplo: Indonesia, Malasia, Sri Lanka, Tailandia, Viet-Nam, Liberia, Colombia y Brasil en América Latina.

La presencia en todos los países del mundo de enfermedades incurables, diseminadas a través de las relaciones sexuales, ha relanzado de nuevo la producción de caucho natural. Siendo éste el ideal para la fabricación de guantes para el uso en clínicas y hospitales y para la fabricación de condones, como medio de evitar el contagio de enfermedades a través de los contactos sexuales. Países como la República Dominicana con una gran deforestación, con zonas de alta pluviometría y que a la vez importa anualmente miles de quintales de caucho natural, para abastecer al sector industrial, deben las autoridades del gobierno incentivar el cultivo y explotación de éste interesante árbol. Algunas zonas de gran potencial para este cultivo, teniendo presente la alta pluviometría (muchas lluvias) y las exigencias del suelo, están: Miches, Sabana de la mar, Piedra Blanca (Bonao), Hato Mayor, Samaná, Cotuí San Francisco de Macorís, etc. Además de cumplir con las exigencias del cultivo, existe la experiencia de más de 60 años (se realizan en el país ensayos extensivos desde los años de 1940) obteniéndose resultados muy positivos en la explotación de este árbol industrial.

Técnicos que laboran en la SEA, en el proyecto del caucho y que tienen más de 30 años de experiencia con este cultivo, aseguran que en 100 tareas sembradas con esta planta, pueden producir diariamente 2 quintales de caucho. El quintal de caucho secado y preparado en bandas tiene un precio de $2,000.00, lo que quiere significar que diariamente el productor obtendrá el ingreso de $4,000.00 de su plantación de caucho.

La secretaria de Estado de agricultura (SEA), a través de este proyecto del caucho, facilita todas las plantas que requiere el productor, y también le ofrece asesoramiento en todas las fases del cultivo. El caucho elaborado en bandas, es un artículo de gran demanda en el país para numerosas industrias que fabrican artículos como: botas de goma, chancleta, suela de zapatos, cemento para pegar, recauchado de gomas y numerosos productos de utilidad intensiva en la población. Últimamente como habíamos señalado, el caucho natural es el que se utiliza en la fabricación de guantes para uso en clínicas y hospitales, así como en la fabricación de condones, los cuales son usados en las relaciones sexuales para evitar enfermedades transmitidas por este medio.
El caucho sintético no cualifica para la fabricación de estos productos de uso masivos en nuestra época, con los cuales se evita la penetración de virus y otros microorganismos causantes de enfermedades en muchos casos, incurables. Estos artículos de gran demanda mundial, se podría decir que han relanzado de nuevo éste cultivo. Por muchos años (desde 1945), como habíamos indicado el caucho sintético sustituyó en gran parte al caucho natural. Hoy en día las empresas que laboran los productos indicados, están demandando caucho natural en cantidades que no se pueden satisfacer, lo que está motivando a sembrar grandes extensiones de terrenos en muchos de los países tropicales del mundo.

La zona montañosa que rodea el valle de Bonao, debiera estar reforestada con caucho hasta la altitud de 700 metros sobre el nivel del mar. Cuando el caucho es sembrado por encima de los 600 metros sobre el nivel del mar, la iniciación del primer sangrado se retarda. Pero puede estabilizarse luego la producción, por esa razón recomendamos hasta los 700 metros de altura. La Falconbridge que ha desarrollado muy buenos proyectos de desarrollo rural, en las comunidades cercanas a la empresa minera, debiera dejar a los habitantes de ésta provincia y a su descendencia, toda la zona montañosa que rodea el valle, completamente reforestada. La mejor forma de reforestarla y que además del beneficio ecológico, se obtenga beneficios económicos para todos los que viven en la zona, es utilizando el caucho. Con el caucho vamos ha evitar también la importación de miles de quintales de éste producto, para lo cual se requiere fuerte suma de dólares anualmente. La madera del caucho también es otro producto importante de éste cultivo.
En el Oriente (Indonesia, Viet-Nan, Malasia, etc.), están fabricando muebles (entre otros usos) de muy buena calidad, con la madera del caucho. Cuando la plantación alcanza la edad de 25-35 años, la producción desciende notablemente y conviene eliminar la plantación, para iniciar la cosecha de la madera
Share this article :
+
0 Comentarios " El Caucho un cultivo que protege el Ambiente y La Economía. "